Historia

Año 1996

Constitución de la Asociación sin ánimo de lucro "Whale Watch España" ante el Ministerio del Interior.

Comienza a redactarse el proyecto de actividades de WWE, planteándose el estudio del Estrecho de Gibraltar como primer Centro de Interpretación de Cetáceos.

Tarifa se convierte en el punto de mira de la asociación, ya que desde su puerto operaron los últimos barcos balleneros que abastecían a las fábricas de Algeciras y Ceuta.

La Junta Directiva de la Asociación se traslada a Tarifa, para hacer contactos con barcos, escuelas de buceo, actividades relacionadas con el turismo, planteando el "turismo ballenero" como una alternativa nueva que puede crear un nuevo sector productivo.

La incredulidad de nuestros interlocutores sobre la existencia de ballenas en el Estrecho de Gibraltar contrasta con la certeza de los pescadores de verlas todos los días: los "espartes" (orcas) atacan las almadrabas; los delfines saltan en las proas abriendo el rumbo al barco; los "negros" (ballenas pilotos) se acercan curiosos y nadan en superficie mucho tiempo, soltando chorros frecuentes.

Año 1997

El verano del 1997 en el Estrecho de Gibraltar, una familia de cinco orcas fue nuestro primer avistamiento; muy interesante porque vimos cómo robaron un atún enorme a unos pescadores de la flota del voraz de Tarifa.

La "Familia Corchea" confirmó nuestras expectativas, y editamos nuestro primer folleto de avistamiento dirigido al gran público.

Año 1998

Este año fue decisivo para Whale Watch España, ya que observamos orcas, delfines, calderones, los cachalotes y la gran ballena Rorcual.

Durante este período embarcamos a 500 personas con precios populares y muchas colaboraciones gratuitas con grupos de personas que aman los delfines y las ballenas.

La prensa se volcó con WWE y nos dedicaron artículos en revistas y periódicos tan prestigiosos como:
EL PAIS
EL SEMANAL
EL MUNDO
NATIONAL GEOGRAPHIC ESPAÑA
EUROPA SUR
MUNDO MARINO NATURALEZA VIVA
MARBELLA ABSOLUT
ONDA CERO
ONDA JEREZ
TURISMO DE ANDALUCIA
Y otros muchos medios de comunicación.

Año 1999

La sede social de Whale Watch España se traslada definitivamente a Tarifa, ya que el Centro de Interpretación era una realidad.

Nuestros proyectos de promoción del avistamiento y observación de los cetáceos como fórmula para la protección de estas especies, y nuestra preocupación por el mantenimiento del recurso ballenero como una alternativa de desarrollo cultural y medioambiental, nos hacen plantear un programa intenso para 1999.

Año 2000

Nuestra fama y credibilidad sobrepasa las fronteras, nos felicitan desde todos los confines de la Tierra y planteamos una campaña profesionalmente perfecta, siendo el resultado que WWE se pone de moda.

Los convenios con Universidades nacionales y extranjeras nos permiten realizar las investigaciones acerca del "Impacto del Whale Watching en los cetáceos" y "la comunicación interespecífica". El Vall Hall Institute de Holanda, la Universidad de Navarra y la de Granada, nos mandan estudiantes aventajados que en cinco idiomas acompañaban a los participantes enseñándoles a leer el mar, y dándoles herramientas para el avistamiento.

Contamos con un Centro de Información en Tarifa, de tal modo que atendimos al menos a 8.000 personas, dándoles información sobre los Cetáceos, el Estrecho de Gibraltar y la Bahía de Algeciras.

Año 2001

Compramos el barco Altaír-U en los astilleros Quer del 'Port de la Selva' en Cataluña, con capacidad para 25 pasajeros y dos tripulantes. ¡Se acabaron los problemas!...eso pensamos.

Trabajaríamos con nuestro propio barco y no dependeríamos nunca más de los barcos alquilados y sus dueños, que de forma reiterada nos copiaban la actividad y el método, dejando en tierra nuestros grupos, para establecerse por su cuenta; así nacieron Firmm (1998), Turmares (2000), Mar de Ballenas (1999), y Aventura Marina (2001). El lado positivo de la competencia era que estaban validando nuestro trabajo al copiarnos, ya que todos hacen lo mismo que nosotros, los mismos métodos de marketing y de colaboración con universidades.

Fue un verano lleno de ilusión, con un equipo tanto de voluntarios, como de trabajadores excepcionales, donde todos aportaban sus conocimientos, y adquirían la experiencia del Avistamiento de Cetáceos como actividad turístico-educativa. El avistamiento se confirmaba como una actividad estrella dentro de la oferta de turismo de Cádiz. Al salir al mar todos los días y varias veces, íbamos conociendo a las familias de ballenas piloto con mas exactitud, identificando individuos por sus marcas, conociendo los nuevos cachorros, estableciendo relaciones de comunicación con los más curiosos que desde la proa del barco salpicaban agua a los niños, y determinando sus zonas de juego y alimentación bajo las diferentes condiciones del mar.

Año 2002

Los colaboradores voluntarios se habían convertido en trabajadores. La falta de regulación de la actividad, nos había llevado a firmar contratos indefinidos con biólogos y tripulaciones. El barco resultó fallido, y el astillero Quer no se responsabilizó de nada. ¡Nuestro gozo en un pozo!

Entretanto preparamos un proyecto para la Unión Europea que nos fue devuelto por falta de apoyo político. A pesar de haber superado todos los filtros técnicos, no fue considerado prioritario, aun recogiendo todos los aspectos de Innovación, Desarrollo Sostenible e Investigación. El Campo de Gibraltar y sus ballenas seguían sin tener entidad ante Andalucía, ni ante España, y mucho menos ante la Unión Europea.

Los lazos casi familiares que nos unían a los voluntarios de Whale Watch y a los trabajadores de Ballenas a la Vista se fueron enfriando, y sólo éramos felices estando con los animales, que verdaderamente poseen la virtud de llenar tu corazón de energía, y tu vida, de buenos propósitos de conservación del medio marino para las generaciones venideras.

Año 2003

Se declara la protección de la zona marítima y costera del Estrecho de Gibraltar como Parque Natural del Estrecho, lo cual es una gran alegría y un avance en la tarea de protección del Medio Ambiente.Se declara la protección de la zona marítima y costera del Estrecho de Gibraltar como Parque Natural del Estrecho, lo cual es una gran alegría y un avance en la tarea de protección del Medio Ambiente.

El barco siguió estropeándose cada 10 días. El motor "Volvo Penta" no acababa de funcionar bien, ni con revisiones constantes del servicio oficial de Estepona, ni con todo el cariño que le ponían patrones y marineros. El barco Quer no valía para la actividad en el Estrecho de Gibraltar. Cuatro millones de pesetas en averías y puestas a punto en el 2003 no sirvieron para conseguir que el barco funcionase regularmente, y hacer viable la explotación de la actividad.

Sin embargo la gente ha seguido llegando a Tarifa a embarcar. Se ha puesto de moda pasar el día en este precioso pueblo, embarcar con Whale Watch a la búsqueda y avistamiento de ballenas y delfines, y visitar las ruinas romanas de Baelo Claudia, ciudad que nació para la explotación de la pesca y salazón del atún rojo.

Las excursiones para ver orcas, se han convertido en uno de los espectáculos más fabulosos de la naturaleza. Frente al macabro cautiverio de las orcas en los delfinarios, saltando como autómatas condicionadas por el premio, hambrientas como método conocido para hacerlas aprender..... Encontramos la otra realidad. Las familias de orcas navegando por poniente, persiguiendo a los atunes, acercándose a las almadrabas, solazándose en primavera y esperando el gran festín de Julio y Agosto donde los pescadores de Tarifa y los de Marruecos, les van a poner el atún en bandeja.

Algunas iniciativas se están desarrollando para proteger el atún una vez que está apresado en el sedal; un artilugio caerá sobre el cuerpo del animal impidiendo que la orca le pegue el bocado. En Tarifa el mecánico de los barcos está probando uno que él mismo ha diseñado y que consiste en unos garfios de hierro a modo de protección de la presa. También un industrial holandés afincado en el Cuartón ha registrado un sistema que se basa en el mismo principio. Durante el año 2004 podremos confirmar o refutar el éxito de ambos.

Año 2004

Comenzamos la campaña saliendo al mar con otras compañías de avistamiento que no tenían los barcos llenos.

Al acercarse el mes de junio, considerándolo casi temporada alta, nos hicimos conscientes de la necesidad de tener un barco a disposición de Whale Watch. Viajamos hasta Vilanova i la Geltru, donde unos armadores cántabros tenían dos barcos inactivos; el "Jumbo II", para 200 pasajeros y el "Ciudad de San Juan".

Hicimos una campaña espléndida, independiente, a nuestro estilo, bordeando los impedimentos y trabajando con mucho entusiasmo. Salvamos todos los escollos menos uno: a las 2 de la mañana del día nos llamaron los guardamuelles para que fuéramos inmediatamente, ya que el "Thunder Cat", de la Compañía de Fast Ferrys FRS, se había chocado con nuestro barco, al entrar en el puerto de Tarifa en su viaje inaugural de la línea Tarifa-Tánger, y ante todas las Autoridades.

De nuevo truncaron la campaña de Whale Watch España. Tuvimos que desembarcar cientos de pasajeros, por las limitaciones que nos pusieron. La compañía FRS pretendió arreglar los desperfectos del Jumbo II, y no tener más responsabilidades. Nos mandaron negociar nuestra pérdida de pasajeros con una compañía de seguros finlandesa, que se rió de nosotros en inglés durante casi un año. Aún está en los tribunales el caso, habiéndose personado la Compañía FRS finalmente con el mejor bufete de abogados de España.

Año 2005

Comenzamos la campaña con los barcos del año anterior hasta definir una relación mejor con los barcos "Jumbo II" y "Ciudad de San Juan". Fue imposible. Querían quedarse con el nombre de Whale Watch España (marca registrada en España el año 1996) y quitarnos nuestra actividad, a cambio de malos humores y un poco de dinero en pequeños sueldos. De nuevo ¡¡No!!

Empezar de cero es nuestra especialidad. La protección de los cetáceos no existía en el año 1996, ni en el Ministerio de Medio Ambiente, que con Isabel Tocino no se enteraba de nada; ni en la Junta de Andalucía, que omitían cualquier información que les hiciéramos llegar; así como la Diputación de Cádiz y toda la cadena local de enchufes y compadreos.

¡¡En fin!!...¡Qué desagradables nos ponemos los defensores de las ballenas, los mares y las tempestades!

Resolvimos el verano yendo en los barcos de las otras compañías de avistamiento de Tarifa: Aventura Marina, Turmares y Firmm. Con todos ellos, aprendiendo y enseñando todos a todos ¡¡Por fin compartiendo!! Suponía una dificultad enorme que nos aceptaran nuestros pasajeros... miles de pleitesías, pero pudimos embarcar 8.500 pasajeros de Whale Watch en los barcos de la "competencia", como vulgarmente se dice en términos comerciales.

El verano del 2005 sirvió para que todos los barcos de avistamiento, las entidades civiles y mercantiles que han formado la red ballenera de Tarifa nos uniéramos y decidiéramos trabajar coordinadamente, formando la Asociación de Armadores de Barcos de Avistamiento de Cetáceos. De esa forma, en noviembre de 2005, nos despedimos de la temporada y nos retiramos a los cuarteles de invierno, con la comprobación de estarlo haciendo bien todos.

Año 2006

En la mar nada se puede ocultar. Cumplir 10 años en la protección y avistamiento de cetáceos en el Estrecho de Gibraltar se nota en todo. ¡¡Felicidades Whale Watch España!!

Verdaderamente nos enorgullecemos de haber puesto en marcha el avistamiento de cetáceos en Tarifa (Cádiz), y también porque en la Península Ibérica, incluido Portugal, sólo dos compañías hacían avistamiento de cetáceos en todo ese territorio marino hace 10 años. Es por eso que cumplimos 10 magníficos años, por la fuerza que ellos mismos nos han dado para superar las dificultades de salir al mar.

Ellos, las ballenas y los delfines del Estrecho de Gibraltar, han hecho felices a miles de personas desde que empezamos las excursiones. Todo tipo de grupos familiares, escolares, de empresa, de la edad de oro, y otros, nos han acompañado en la magnífica aventura de navegar a la búsqueda y observación de las ballenas piloto, los delfines mulares, comunes, listados, los cachalotes, rorcuales y orcas, en fin, un dechado de vida y belleza a conservar.

Patrimonio del mundo, el Estrecho de Gibraltar ha sido descubierto hace muy pocos años para la Humanidad, y en estos momentos el Parque Natural del Estrecho se prepara para ser calificado como Reserva de la Biosfera.

Whale Watch se compromete, como siempre, a proteger y conservar el recurso natural cetáceo, y velar por la armonía entre la Comunidad Ballenera.

Año 2007

Este año los animales nos han brindado el espectáculo más impresionante jamás visto en estas aguas. Nos ha dejado a todos con la boca abierta y la piel erizada. Cinco cachalotes agrupados en superficie, rodeados por una orla de calderones comunes y otra exterior de delfines mulares, todos reunidos en lo que parecía una especie de ritual, en el que interactuaban unos con otros, tocándose, jugando, saltando… Desde lejos, se veía como un gran alboroto en la superficie del mar, como si de una fiesta organizada se tratara, a la que todos estaban invitados. Entre todos los barcos de avistamiento de cetáceos que salimos ese día, pudimos calcular que este "ritual" tuvo lugar durante más de 3 horas. La naturaleza, como siempre, nos sigue sorprendiendo a cada paso. Cuando creemos que ya lo hemos visto todo, nos enseña un espectáculo como este, y nos damos cuenta que todavía queda todo un mundo por descubrir en este paraíso del Estrecho de Gibraltar.

Año 2008

EL AVISTAMIENTO DE CETÁCEOS HA CRECIDO EN PROYECCION DE FUTURO

También en el 2008 ha crecido la actividad del avistamiento de ballenas y delfines en el Estrecho de Gibraltar. Atravesando la crisis, hemos crecido en aspectos fundamentales que garantizan la viabilidad y sostenibilidad de nuestro trabajo desde 1996, cuando creamos la Asociación sin ánimo de lucro Whale Watch España.

Whale Watch España tenía como finalidad avistar y proteger los cetáceos en la Península Ibérica. Creó su primer centro de desarrollo en Tarifa, en el Estrecho de Gibraltar, habiendo conocido su pasado ballenero, y comenzaron las salidas en barco a localizarlas.

Los biólogos comenzaron la toma sistemática de datos y fotografías, y algunos tesinandos centraron sus hipótesis en este recurso extraordinario. Tarifa fue creciendo, y nosotros desarrollando las excursiones con todo tipo de pasajeros, desde el periodista hasta el niño de primaria. Todos alucinan al ver en dos horas esa cantidad de animales compartiendo el día a día con el tránsito imparable de barcos.

Han pasado 12 años y hemos conseguido hacer de Tarifa un “Puerto Ballenero”, donde 70.000 personas se interesan por las ballenas y delfines, desplazándose desde toda Andalucía y desde todo el mundo para participar en el magnífico espectáculo.

Años 2009/2010

EL AVISTAMIENTO DE CETÁCEOS EN EL ESTRECHO DE GIBRALTAR SIGUE CRECIENDO

En el año 2009 la actividad del avistamiento de ballenas y delfines en el Estrecho de Gibraltar ha crecido en proyección de futuro. Atravesando la crisis, hemos desarrollado aspectos fundamentales que garantizan la viabilidad y sostenibilidad de nuestro trabajo realizado desde el año 1996 cuando creamos la asociación sin ánimo de lucro Whale Watch España. WWE tenía como finalidad proteger los cetáceos en la Península Ibérica, y así creamos nuestro centro de trabajo en Tarifa, en el Estrecho de Gibraltar, ya que su pasado ballenero indicaba la presencia de ballenas y delfines, y nuestro método incruento: el avistamiento de cetáceos, era la forma de crear riqueza con los cetáceos sin necesidad de matarlos como en épocas anteriores.
La confluencia de dos continentes y dos mares hacen que el Estrecho de Gibraltar, con sus 14 kilómetros de anchura mínima, sea unos de los 4 lugares del mundo donde más especies de cetáceos se pueden observar. Los delfines comunes, listados y mulares conviven con los calderones comunes todo el año, por lo que son denominadas “especies residentes”, y se distribuyen en diferentes hábitats a pocas millas de la costa, por lo que la probabilidad de avistamiento es del 98%. Además, los cachalotes y las orcas pueden ser localizados en este Parque Natural durante casi todo el año, y las grandes ballenas, los rorcuales comunes, con sus 22 metros de longitud, cruzan el Estrecho de Gibraltar en su ruta migratoria anual entre ambos mares. Esta abundancia de especies hace alucinar a nuestros pasajeros, que se quedan perplejos al ver en dos horas tal cantidad de animales en libertad, compartiendo el día a día con el tránsito imparable de 300 barcos.

En el 2009 hemos creado WHALE WATCH TARIFA, que de ámbito andaluz, nace con amplios objetivos para seguir desarrollando el avistamiento de cetáceos y la protección de los cetáceos en Andalucía, validando así nuestro método como herramienta teórico-práctica fundamental de la educación y concienciación en los valores de la conservación de nuestros mares.

Nos movemos en un lugar privilegiado donde la naturaleza aún se muestra en todo su esplendor y belleza. En 50 kilómetros y unas cuantas millas podemos encontrar un universo natural tan variado que merece la atención del mundo entero, y que es Reserva de la Biosfera. Ésto es lo que nos impulsa a seguir trabajando y creciendo a través de nuestra participación activa en el desarrollo sociocultural y turístico del Estrecho de Gibraltar.

Catorce años de trabajo dan de si para que Whale Watch haya puesto en marcha no sólo la actividad del avistamiento de cetáceos en el Estrecho de Gibraltar, sino también para implicarse y ser protagonista en numerosos proyectos de futuro:

- Escuela-Taller de formación de monitores de Avistamiento de Cetáceos, Aves y Senderos de la Naturaleza: En colaboración con el Ayuntamiento de Tarifa – Área de Fomento, hemos preparado el programa y los contenidos de esta escuela dirigida a 25 jóvenes de Tarifa, que durante 2 años se formarán teórica y prácticamente para el ejercicio de monitorización de grupos en las distintas actividades del avistamiento de ballenas y delfines, de aves y de la naturaleza en el Estrecho de Gibraltar. La escuela ya está en marcha y 25 alumnos locales se forman para tener cantera propia de monitores en Tarifa, y crear empleo en el futuro. El convenio con el Ayuntamiento e INEM para el desarrollo de las prácticas de la “Escuela Taller de Formación de Monitores de Cetáceos” permitirá a Whale Watch marcar las directrices en la formación de los futuros monitores.

- Centro de Interpretación de Cetáceos: La idea de Whale Watch sobre el Centro de Interpretación de Cetáceos fue tomada como testigo por el Grupo de Desarrollo Rural de los Alcornocales en las reuniones sobre el Plan de Desarrollo Sostenible del Estrecho de Gibraltar. El GDR de los Alcornocales propuso a Europa y al Gobierno Andaluz la idoneidad de reforzar la nueva actividad turística del avistamiento de cetáceos con un “Centro de Interpretación de Cetáceos” donde poder desarrollar los aspectos teóricos de nuestra actividad. Todas las entidades de avistamiento de cetáceos estamos participando en el diseño de este centro, que ya tiene localización en la antigua lonja pesquera de Tarifa. El proyecto arquitectónico ya es una realidad y en breve comenzarán las obras.

- Unidad Didáctica: Whale Watch lleva muchos años entregando a los profesores de los grupos escolares su Unidad Didáctica “Conocer y Respetar los Cetáceos del Estrecho de Gibraltar”1, para que sea trabajada en el aula antes de participar en nuestras excursiones de avistamiento. De esta forma, los alumnos traen conocimientos previos que luego son reforzados con la experiencia del contacto directo con los animales en libertad. Actualmente, ésta ha sido incluida por el grupo de investigación de cetáceos CIRCE en su “Unidad Didáctica para Monitores de Avistamiento de Cetáceos”, que servirá de herramienta para cualquier grupo que quiera profundizar en esta experiencia tan emocionante como educativa.


- Feria Internacional de las Aves y los Cetáceos del Estrecho de Gibraltar: nuestra asociación Whale Watch Tarifa está dentro del Comité de Organización de la “II Feria Internacional de las Aves de Tarifa”, porque desde que se presentó la idea por la empresa Plegadis en 2008, volcamos nuestro esfuerzo en apoyar y promover esta iniciativa. Nuestra presencia en la edición del 2008 mereció los comentarios favorables tanto por nuestro stand como por las excursiones de avistamiento con precios promocionales que estuvimos realizando.
En esta segunda edición, hemos propuesto un Encuentro de Balleneros de Andalucía. Según un estudio realizado por el grupo de investigación CIRCE para la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía, unos 25 barcos se dedican al avistamiento de delfines y ballenas en las costas andaluzas. Whale Watch Tarifa se propone reunirlas durante la Feria y abordar la creación del sector de avistamiento de cetáceos como un primer paso para la consolidación de esta actividad en Andalucía.

Así, esperamos seguir creciendo, para que el avistamiento respetuoso de cetáceos sea tomado como ejemplo de desarrollo sostenible en toda Europa y la forma de garantizar el legado para las próximas generaciones de este recurso excepcional que son las ballenas y delfines en libertad.

Año 2011

XV ANIVERSARIO WHALE WATCH ESPAÑA/ WHALE WATCH TARIFA

Quince años son pocos para dedicarse a la protección de las ballenas y delfines en el Estrecho de Gibraltar porque pretendemos conservarlas para toda la vida. El compromiso de Whale Watch España desde su nacimiento, el 19 de Enero de 1996 en Madrid, era proteger y avistar los cetáceos de la Península Ibérica.
En Andalucía , desde Tarifa, el extremo meridional de España , nos adentramos en el Estrecho de Gibraltar con la costa de Marruecos como horizonte,navegando justo donde se encuentran el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Es aquí donde viven los delfines comunes, listados y mulares, junto con las ballenas piloto, formando grupos familiares integrados en manadas, y todas ellas relacionándose en el mar. Estos animales amables y confiados comparten su vida cotidiana con las orcas, cachalotes y rorcuales. Las grandes ballenas y los pequeños delfines se acercan a nosotros con una curiosidad y deseo de comunicación comparable con su afán de llamarnuestra atención y jugar con nuestros barcos.

El avistamiento de cetáceos o whale watching es la actividad que Whale Watch Tarifa puso en marcha en el Estrecho de Gibraltar como forma de conocer el fabuloso mundo de estos magníficos mamíferos marinos.
Desde el primer pasajero hasta los miles de ellos embarcados en estos 15 años, no pueden creerse el espectáculo que tienen ante sus ojos. Los animales nos rodean , se ponen al costado, abren nuestras proas, salpican a los niños, se pelean por enseñarnos a sus hijos… nos muestran claramente su vivir
cotidiano a sólo unas millas de nuestra costa.

Como presidenta de Whale Watch Tarifa he escrito muchas veces sobre mi fascinación por el mar, sus habitantes humanos y animales. Está en mi sangre de hija de marino, de submarinos, que sin el mar no puedo vivir, la nostalgia se apodera de mí y la paralización por su ausencia no me deja ni
escribir, ni soñar. Por eso, cumplir 15 años de un sueño es haberlo conseguido, poder reconocer que lo hemos hecho bien, que es sostenible el método turístico educativo que elegimos para difundir el conocimiento que nos aportaban las salidas de avistamiento de cetáceos.

Los barcos que salen de Tarifa al Estrecho de Gibraltar con los pasajeros de WHALE WATCH cumplen el doble cometido de mostrar la grandeza del mar y la rica biodiversidad de esta Reserva Intercontinental de la Biosfera según la UNESCO.