Delfín mular

  (Turciops truncatus)
Delfín mular

Descripción: El cuerpo de este delfín es largo y algo regordete. Dorsalmente es gris oscuro y es gris claro en el vientre.

Tamaño: Al nacer, el delfín mular puede medir entre 90 y 130 cm. de largo y pesar alrededor de 30 kg. De adultos, pueden alcanzar 4 metros de largo y pesar más de 650 Kg. Frecuentemente viven de 30 a 50 años.

Comportamiento: Los grupos pueden variar entre 1 o más de 100 individuos, pero en general son de 2 a 15 individuos. Se pueden distinguir dos tipos de grupos:
  1. unidades pequeñas de delfines que se asocian y comparten actividades similares.
  2. manadas más grandes formadas por agregaciones temporales de unidades.

Distribución: El delfín mular puede encontrarse en la naturaleza en aguas templadas y tropicales, tanto costeras como en alta mar. En el caso del Estrecho de Gibraltar, que son aguas templadas, se los encuentra principalmente en zona costera, a partir del borde de la plataforma continental.

Alimentación: Son depredadores oportunistas, normalmente depredan sobre la especie más abundante, lo que hace que varíe su dieta regionalmente. En el Estrecho de Gibraltar se alimentan de calamares, peces y pequeños crustáceos. Dependiendo del contenido calórico de las presas, un adulto de mular ingiere entre 5 y 15 Kg. de comida al día, y las hembras lactantes más de 20 Kg. al día.

Reproducción: La gestación dura 11 o 12 meses. Las crías normalmente empiezan a destetarse a los 4-12 meses y se destetan completamente a los 18-20 meses. Son físicamente maduros a los 13 años y las hembras alcanzan la edad reproductiva a los 10 años, a la cual comienzan a ovular regularmente. Los machos son sexualmente maduros a los 10-15 años.

Explotación: Los delfines mulares han sido explotados en un gran número de formas. Muchos han sido capturados con propósitos lúdicos, y en Japón todavía existe la cacería de estos cetáceos para su consumo, de forma que se capturan cientos de animales cada año. También algunos son capturados para la investigación científica, sin embargo no se conceden licencias para estos fines desde 1989, aunque nuevamente es Japón quien continúa permitiéndolo con fines no claros.